EDUCACIÓN FRANCISCANA EN TIEMPOS DE PANDEMIA